Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS

III. 6.

El profesor, en su función de organizador, pone en escena una forma de aprendizaje que ya está plenamente reconocido: el aprendizaje en cooperación. La cooperación entre todos es la base para lograr el objetivo terminal: el dominio de la lengua meta. Dentro del contexto del aula, el discurso del profesor es un instrumento de enseñanza, una fuente de aprendizaje y el instrumento de mayor alcance efectivo para la gestión del aprendizaje en cooperación. Las formas que adopta este tipo de aprendizaje es el trabajo en grupos pequeños, y el trabajo por parejas, pero evidentemente también se contemplan en diversos momentos el trabajo en el grupo clase y el trabajo individual.

 El trabajo por parejas o en grupos aumenta la interacción alumno-alumno y reduce la duración del discurso profesor-conjunto de la clase. El aprendizaje en cooperación coloca al alumno en una posición central y desmonta el esquema tradicional de la interacción comunicativa: iniciativa del profesor - respuesta del alumno - reacción - evaluación del profesor. Igualmente, cada alumno dispone de más posibilidades de práctica, todos los alumnos son protagonistas, se desarrolla un trabajo más personal y normalmente más desinhibido, fomenta que los propios alumnos se faciliten mutuamente aclaraciones y explicaciones que les ayuden a completar las del profesor y las del libro de texto. Por último, la responsabilidad está compartida entre profesor y alumnos. Otra ventaja adicional es la de dar más posibilidades al profesor para estimular y potenciar a los alumnos que tienen un nivel más bajo. Y todo esto depende directamente de la iniciativa del profesor de poner en práctica un aprendizaje cooperativo en el aula.