Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS

VI. 2. 

Podemos programar qué objetivos esperamos que consigan en una o en una secuencia de actividades (tarea):

  Qué serán capaces de hacer al final de la clase que no eran capaces de hacer (por ejemplo: obtener información sobre horarios de vuelos).

    Qué conocerán (por ejemplo: el vocabulario de los colores).

    Qué sentimientos tendrán (por ejemplo: menos tensión y ansiedad en los ejercicios de gramática).

 
Igualmente consideraremos los
contenidos necesarios en las siguientes áreas:

      Actividades (por ejemplo: oír una canción, ver un vídeo, realizar un debate,...)

  Destrezas lingüísticas y micro-destrezas (por ejemplo leer para obtener información sobre puntos concretos, una audición selectiva, etc.)

      Tipos de prácticas lingüísticas (por ejemplo: respuesta abierta, práctica libre, etc. )

  Unidades língüísticas (por ejemplo, nocionalfuncionales: hacer una invitación; gramaticales: morfología y usos del condicional; léxicas: expresiones relativas al estado de ánimo, etc.)

      Tema (por ejemplo: los espectáculos, el transporte público, ...)

 No podemos olvidar la secuenciación y temporalización: ¿Qué haremos primero y qué después?; ¿qué actividades pueden alternarse y cuáles irán en orden sucesivo? ¿cuánto dedicaremos a cada actividad? Etc.