Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS
El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.
Una oportunidad para la renovación pedagógica.

CINCO



Como resultará evidente, los papeles de los actores del proceso, el espacio físico y social del aula, al tiempo que lo que sucede en ellas debe replantearse desde nuevas ópticas.

El profesor se convierte más en un facilitador, promotor, instigador, compañero de investigación, impulsor de descubrimientos (por muy humildes que sean), cuyo papel fundamental se aleja del tradicional "oráculo del saber" (en paz descansen), para promover el aprendizaje significativo por investigación y descubrimiento. Recordemos que se aprende el 90 % de lo que se experimenta. De hecho es el único aprendizaje verdaderamente significativo y productivo.

El aula tradicional es un espacio aparentemente inocuo pero que, en realidad, encierra una concepción bastante autoritaria del espacio y fatalmente desigual. Una mesa enorme para quien no escribe, unos pupitres milindris para quien sí lo hace, por ejemplo, por no hablar de las costumbres y usos. La más lamentable para nuestros propósitos comunicativos y dialógicos es el frecuente uso de las agrupaciones en filas unos mirándose el cogote a otros u otras, postura procomunicativa donde las haya.