Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS
El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.
Una oportunidad para la renovación pedagógica.

5.2.



Es importante, dada la tradición, recordar que la gramática, y otros conocimientos estructurales de la lengua, no nos hacen hablar la lengua, ni bien ni mal, nos hacen poseer conocimientos SOBRE la lengua, pero no la lengua en uso.

Por lo que, a pesar de lo extendido que se halla, las programaciones basadas en la gramática son una barbaridad y un sinsentido. Al igual que las larguísimas explicaciones, las reglas y más reglas, con sus excepciones, todas memorizadas, pero incapaces de salir cuando el hablante lo necesita en una conversación real. Los alumnos no quieren o deben estudiar gramática inglesa, sino inglés, que son cosas distintas.

Las explicaciones gramaticales deben existir, pero no deben ser el hilo del proceso. Deben ajustarse a las explicaciones mínimas pertinentes para apoyar el uso correcto de lo que estemos enseñando en función de necesidades comunicativas, nociofuncionales, situacionales o culturales, de la acción.

En español como segunda lengua enseñamos pronto a nuestros alumnos frases necesarias de la vida cotidiana, por ejemplo: "¡que aproveche!", pero no debería aprovecharse la aparición de ese subjuntivo para explicar el subjuntivo en español, asunto que puede ser muy interesante filológicamente, pero con frecuencia el número de filólogos en el aula suele ser escaso.

Igualmente es necesario recordar que el aprendizaje, para que se produzca, debe ser significativo y constructivo, es decir, para poner un peldaño en una escalera, previamente debe estar construido el tramo que conduce hasta él, si el alumno no posee las bases que permiten sostenerse un determinado conocimiento, el aprendizaje no se produce.

Igualmente, dependiendo del entorno formativo, la terminología gramatical puede no significar nada para nuestros alumnos, especialmente en la formación de adultos. Si lo que enseñamos no tiene un significado claro y comprensible, asumible, el aprendizaje tampoco se produce, como mucho la memorización.