Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS
El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.
Una oportunidad para la renovación pedagógica.

5.5.
Explica el Marco:

6.5. Los errores y las faltas
Los errores son debidos a una “interlengua”, representación simplificada o distorsionada de la competencia meta. Cuando el alumno comete errores, su actuación concuerda verdaderamente con su competencia, la cual ha desarrollado características distintas de las normas de L2. Las faltas, por otro lado, se dan en la actuación cuando un usuario o alumno (como podría ocurrirle a una hablante nativo) no pone en práctica adecuadamente sus competencias.

6.5.1. Se pueden adoptar distintas actitudes respecto a los errores de los alumnos.
Por ejemplo:
a) los errores y las faltas demuestran el fracaso del aprendizaje;
b) los errores y las faltas demuestran una enseñanza ineficaz;
c) los errores y las faltas demuestran la voluntad que tiene el alumno de comunicarse
     a pesar del riesgo de equivocarse;

d) los errores son el producto inevitable y pasajero de la interlengua que desarrolla el
     alumno;

e) las faltas son inevitables en cualquier uso de la lengua, incluyendo el de los
     hablantes nativos.


6.5.2. Se puede actuar de diferente forma respecto a las faltas y los errores de los alumnos.
   Las opciones pueden ser:
a) el profesor debería corregir inmediatamente todos los errores y faltas;
b) se debería fomentar sistemáticamente la corrección inmediata por parte de un
     compañero y, de 
este modo, conseguir erradicar los errores;

c) se deben señalar y corregir todos los errores cuando esto no interfiera en la
    comunicación (por 
ejemplo: separando el desarrollo de la corrección del
    desarrollo de la fluidez);

d) los errores no sólo deberían corregirse, sino también analizarse y explicarse en el
     momento adecuado;

e) las faltas que son sólo simples deslices se deberían pasar por alto, pero los
     errores sistemáticos deben 
erradicarse;

f) se deben corregir los errores sólo cuando interfieren en la comunicación;
g) los errores se deberían aceptar como «interlengua de transición» y no deberían
     tenerse en cuenta.

M.C.E.R., pp.153-154

El deseo del Marco de no ser prescriptivo es encomiable, aunque de las opciones presentadas la propuesta quede clara.

La aparición de errores es lo normal incluyendo a los hablantes nativos. No siempre hay que corregirlos.

Hay que corregir con criterios claros, reflexionados y  justificados por el momento procesual del aprendizaje.

Usualmente no debe interrumpirse el desarrollo de una comunicación para corregir.

Los errores que más deben corregirse (hay quien piensa que los únicos) son los que impiden o interfieren la comunicación.