Comunicarse y compartir

J. Fernando García Gutiérrez.
Página profesional.
 CURSOS
El Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.
Una oportunidad para la renovación pedagógica.

CUATRO



Realmente uno siente que está descubriendo algo así como la obviedad cuando trata estos temas. Pero así estamos.

Ésta línea de trabajo: la enseñanza centrada en el alumno, es una de las guías omnipresentes en las propuestas modernas, y muy especialmente de las que llegan del Consejo de Europa.

En primer lugar significa que el currículum de aula debe basarse en las expectativas y necesidades concretas de los alumnos que tenemos ante nosotros cada curso. Y no en una programación teórica basada en criterios no revisados desde hace ...

La diversidad no es sólo racial, nacional, o de religión; cada persona es un mundo. Cada alumno y cada alumna es un camino distinto del aprendizaje, un proceso único. La evidente dificultad de atender 30 ó 35 diversidades no se me escapa. Pero por poco que hagamos, siempre será mejor que no hacer nada y seguir enseñando al voleo. Si se realiza un trabajo cooperativo en agrupaciones flexibles, siempre tendremos un rato para atender necesidades específicas. Pero hay que conocerlas primero. Es desalentador que hayamos entrado en el siglo XXI y continuemos como en el XXVII, recompensando y reconociendo sólo a los memoriones. Otras destrezas y capacidades no se valoran tanto, o nada. La capacidad crítica con la realidad, por ejemplo, que tanto necesitamos para mejorar las sociedades, son más bien poco bienvenidas, incómodas.

Difícilmente se puede concebir que todavía no exista mayoritariamente un diálogo profesorado-alumnado que, de acuerdo con las características y capacidades de cada aprendiente, promueva el conocimiento óptimo de los caminos de aprendizaje más convenientes para cada persona, promoviendo así la ineludible asunción de cada cual de la responsabilidad de su propio proceso de aprendizaje.

Queremos de los alumnos que aprendan matemáticas o que aprendan inglés, pero nos concentramos sólo en el objeto, las matemáticas o el inglés, y olvidamos el verbo: “aprendan”. ¿Cómo se aprende mejor? ¿Cómo optimizo mis esfuerzos? ¿Hacia dónde los dirijo?

Aprender a aprender y enseñar a aprender se vuelven así materias imprescindibles del trabajo del aula. Se espera que en un entorno así, donde el alumnado asume su responsabilidad, la aparición de una cierta negociación de objetivos, temporalizaciones y procedimientos.

Ésta es un área de trabajo fundamental del Portfolio Europeo de las Lenguas.